Los sistemas de enmascaramiento de sonido son una parte habitual de los interiores actuales, ya sea en su uso original en oficinas como en otras aplicaciones relativamente nuevas, tales como habitaciones de hospital. Los clientes de nuestros servicios incluyen principalmente:

Aunque cada sistema de enmascaramiento de sonido transmitirá un sonido al espacio que usted requiera, hay diferencias sustanciales en cuanto a la forma en que se producen estos sonidos.

El resumen es que si el sonido no se puede ajustar correctamente a las condiciones acústicas del entorno ni a las necesidades de las personas que ocupan ese espacio, no se lograrán los resultados que busca al adquirir esta tecnología: la mejora de la privacidad en las conversaciones y el confort acústico.

El sistema de enmascaramiento de sonido LogiSon cuenta con una arquitectura de red descentralizada, a menudo conocida simplemente con la expresión en red. Independientemente del tipo de instalación, los requisitos necesarios para una instalación efectiva incluyen:

Zonas reducidas de ajuste

Las zonas de ajuste son grupos de altavoces para los que puede establecer ajustes individuales de volumen y de frecuencia.

El sistema de enmascaramiento de sonido LogiSon puede dividirse en zonas de altavoces individuales. Sin embargo, las zonas de dos o tres altavoces siguen siendo adecuadas y asequibles para diseños abiertos. Una zona de tres altavoces normalmente cubre 60 m².

Aunque aventurarse más allá de este tamaño (por ejemplo, 6 u 8 altavoces, o incluso zonas más grandes) puede reducir costes, también supondrá desafíos de sintonización y de funcionamiento cada vez mayores, lo que disminuirá el confort y la eficacia, y restringirá la flexibilidad en el futuro.

Creación de un sonido de enmascaramiento eficaz

En lugar de transmitir el mismo sonido de enmascaramiento a través un gran número de altavoces, cada zona reducida dentro del sistema de enmascaramiento de sonido LogiSon tiene un generador de sonido de enmascaramiento especializado, lo que evita un problema llamado phasing o variaciones incontrolables en los niveles de enmascaramiento de sonido.

Además, cada generador emite un sonido de enmascaramiento aleatorio (es decir, no se emplean ciclos de repetición). Asimismo, el sonido se extiende por todo el espectro de enmascaramiento entre 100 y 8000 Hz, lo que proporciona comodidad y eficacia y cubre una amplia gama de ruidos.

Volumen deseado y control de frecuencia

Independientemente de cómo se instalen los altavoces de un sistema (es decir, boca arriba por encima de un falso techo o hacia abajo a través de un techo), el sonido de enmascaramiento se verá afectado, ya que interactúa con otros elementos de la distribución del área de trabajo.

Por lo tanto, el sistema de enmascaramiento de sonido LogiSon proporciona 100 pasos de volumen en incrementos de 0,5 dBA y control de frecuencia de 1/3 de octava para cada zona reducida. El enmascaramiento de sonido se puede ajustar a las condiciones del entorno y de este modo asegurar que es agradable y eficaz en todo el espacio.

Si no puede realizar estos cambios precisos en áreas específicas, tendría que fijar el enmascaramiento en un nivel que sea el mejor en término medio. Si tuviese que subir el volumen para mejorar la eficacia del sistema para las personas que ocupan un área, este sería demasiado alto para otros. Si lo bajase, sacrificaría la privacidad de las conversaciones y el control del ruido. Este patrón se repetiría en puntos impredecibles por todo el espacio que desea cubrir.

Drivers o excitadores adecuados de los altavoces

Los drivers o excitadores de los altavoces del sistema LogiSon son de 100 mm de diámetro y cuentan con una capacidad de 25 vatios con el fin de garantizar las frecuencias bajas que son vitales para el confort de las personas que ocupan entorno.

Control en red

Para garantizar el máximo confort acústico, debe ajustarse el sistema de enmascaramiento de sonido para adaptarse a las necesidades únicas de sus instalaciones y reajustarse si mueve o renueva mobiliario o personal.

Los ajustes y la división en zonas del sistema de enmascaramiento de sonido LogiSon se pueden administrar desde un panel ubicado en el centro de control de red o desde un ordenador equipado con el software de gestión de la red acústica. Tras renovaciones, cambio de mobiliario o de personal, pueden introducirse modificaciones en cuestión de minutos. La facilidad de volver a configurar el sistema en el futuro reduce los costes a lo largo del ciclo de vida al tiempo que garantiza el máximo rendimiento en todo momento.

Medición de resultados

Puede medir el rendimiento acústico de su espacio antes y después de la introducción del sistema de enmascaramiento de sonido mediante un analizador de sonido.

Por lo tanto, el proceso no debe terminar tan pronto como haya seleccionado el sistema de enmascaramiento de sonido. El verdadero indicador de si el sistema funciona como se esperaba se obtiene a partir de mediciones realizadas después de la instalación y puesta a punto inicial. Necesita asegurarse de que efectivamente se dan el volumen y el espectro necesarios para la privacidad de las conversaciones, el control de ruido y el confort acústico en el entorno.

Ajustamos un tercio de octava el sistema de enmascaramiento de sonido LogiSon utilizando nuestro software, que asegura que el sistema cumple con la curva de enmascaramiento específica en cada punto de medición. Asimismo, le ofrecemos un informe que muestra los resultados.